“Agradecer” es una forma de “dar”

Hace algunos años, colaboré con un proyecto digital llamado “Vida saludable”. Mi trabajo consistía en plantear caminos sabrosos respecto a lo que comemos recomendado por un nutricionista. Poco a poco fui escribiendo, además de las recetas, otros artículos que pudieran “enriquecer” el concepto de vivir saludablemente, pues no sólo –pienso– de alimentarse sin grasa (como se cree normalmente) se trata, sino también de las acciones ordinarias de nuestro día a día. Me pidieron que escribiera algo (receta incluida) con motivo del día de acción de gracias. No estoy seguro pero creo que fue uno de los post no publicados. De todas maneras hoy, como todos los días de mi vida, aunque no lo aparente, doy las gracias por haber encontrado este post. Agradezco infinitamente por las cosas que vivo, los días enteros culminados, las personas que me quieren, por las que no, agradezco amar y ser amado, agradezco rectificar y agradezco por permitirme agradecer, por pedir perdón y por perdonar.

Les copio el post no publicado, espero sea de “buen provecho”:

 

–Nunca había conocido a alguien que dijera tanto “gracias”, como tú

–Tal vez nunca conociste a una persona que no tuvo nada.

[conversaciones de pasillo]

 

Dar gracias es, además de hermoso, un signo de grandeza, de gente sabia. Al menos es la idea que yo tengo al respecto. Una vez oí decir a un señor que él no tenia por qué dar gracias a un mesero que estaba haciendo un trabajo por el cual estaba cobrando, servirnos. No recuerdo quién era y menos mal que no lo recuerdo. Siempre he pensado que nuestros ancestros eran personas muy sabias, filósofos naturales y que cada generación tiene más información y menos conectores. Dar las gracias no es poca cosa pero sentirse agradecido es inmensamente bueno, expresarlo es lo que parece que da miedo a algunas personas que sienten ser mas poderosos o importantes que otros.

Nuestros indígenas lo sabían. Ellos agradecían a la naturaleza por haberles traído la cosecha. Agradecían a los dioses que les hiciera caer agua de los cielos, justo cuando más la necesitaban. Agradecían que cuando estaban en época de hambre pasara una manada de animales. Agradecían la llegada de los alimentos y también la expulsión (de sus tribus) de los malos espíritus. El asunto no era solamente agradecer, sino que –ese sentir, ese agradecimiento– lo transformaban en actos que la naturaleza pudiera ver y escuchar. Por eso hacían fiestas y rituales, bailes y cantos. Además, con aquella humildad pensaban que si no daban las gracias no volverían a bendecirlos nuevamente.

 

Los Europeos trajeron, con la conquista, sus costumbres y en especial las fiestas de agradecimiento por las cosechas. Las vendimias son las fiestas de recolección de la uva. Se dice que los primeros inmigrantes de Norteamérica fueron unos peregrinos ingleses que llegaron escapando del azote y del hambre y que los indígenas los albergaron, cuidaron, alimentaron, enseñaron la caza y la siembra y los acogieron como a unos de ellos. A partir de ese momento, los peregrinos comenzaron a hacer una gran fiesta en donde mezclaban toda esa variedad de productos locales con los conocimientos que ellos traían. Cocinaron en acción de agradecer.

 

Hoy es costumbre celebrar el día de acción de gracias. No pertenece a nuestra cultura pero me agrada que se disponga un día del año para estimular el agradecimiento. Deberíamos celebrar la cosecha del maíz, la cosecha del café, del arroz. Podemos agradecer cada día y hacer todas las cenas y encuentros que queramos, no lo dejemos para un solo momento del año. Yo tengo miles de cosas que agradezco todos los días a cientos de personas, entre ellas ustedes. Y aunque no hago cenas para que todas podamos comer, escribo para que podamos conectarnos.

FOTOGRAFÍA DE GONZALO PICÓN (@gonzalopicon)

Un comentario en ““Agradecer” es una forma de “dar””

  1. Pocho muchas gracias, te admiro mucho por tu cocina, por tu manera de enseñar, pero hoy al leer esto quede muy impactado, gracias por recordarme que debo agradecer. Consiero que devemos contar mas amenudo nuestra bendiciones que nuestras desgracias. Y de esa form estaremos agradeciendo.
    Te mando un gran abrazo. Dios te bendiga. Muchas gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *