Cociné y vino (Dos recetas para un Zinfandel)

Home / Recetas / Cociné y vino (Dos recetas para un Zinfandel)

la foto

Hace algún tiempo la revista venezolana Cocina y Vino me propuso hacer una sección fija en su web www.cocinayvino.net donde yo pudiera escribir incorporando recetas de fácil preparación, pero con un lenguaje universal y sin hacer referencia tan directa a mi experiencia personal.

Finalmente hice un esfuerzo por zafarme de aquello de mi experiencia, pero fue inútil. Así que escribí una serie de post que justificaban algunas recetas y le puse como nombre un juego de palabras que me vincularan con la revista y que apoyaran mi discurso de cocinar con pasión: Cociné y vino.

Dos recetas para un Zinfandel

Cocinar es una forma de expresar, a mi modo de ver una manera muy efectiva. Normalmente, cuando cocinamos en casa, lo hacemos para alimentarnos, para mantener la dinámica de la vida, así, de una manera orgánica y primitiva. Pero cuando cocinamos para alguien más le imprimimos una energía diferente, una disposición que, más allá de la cotidianidad, es una intención especial. Decimos muchas cosas en ese acto, entregamos mucho, damos alegrías, buena voluntad, amor, sanación.

Casi de manera inmediata pensamos en alguna bebida para acompañar nuestra comida, casi siempre un vino. Pero hoy haremos dos recetas para un vino, un zinfandel.
Zinfandel es una uva con la que se produce el vino varietal del mismo nombre, es comúnmente cultivada en California, estado vitivinícola del suroeste de Estados Unidos de América. Se dice que es un vino misterioso éste, no se sabe exactamente su origen, aunque se presume que proviene de la uva croata Crljenak Kaštelanski. Zinfandel se produce principalmente en los Valles Dry Creek y Sonoma de California, aunque también se cultiva en la región de Apulia al sur de Italia (donde inicialmente esta uva era conocida como “Primitivo”). En el nuevo mundo, los vinos son varietales y cada país productor de vinos ha adoptado una cepa. Argentina tomó el Malbec. Chile al Carmenere, Uruguay al Tannat y California (Estados Unidos) el Zinfandel.

Zinfandel produce vinos de color rojo intenso, con aromas muy complejos e inolvidables como ciruelas y moras y otros tan fuertes como el pimentón asado, la madera (como si llevara un collar de sándalo), sus taninos suelen ser muy suaves y su acidez balanceada, es un sátiro, de buen cuerpo y su permanencia en boca es larga y sabrosa. Un zinfandel es ideal para preparaciones espaciadas, va muy bien con las berenjenas, los pimientos, la carne de pato, quesos maduros y pescados azules.

 

Cuento una historia para ilustrar mis recetas

Ese dia pensaba en ella, como todos los días, pero esta vez con una intensidad casi desmedida. Teniamos tiempo sin hablar, no sabía cómo comunicarme con ella. Entonces invoqué al amor que llevo dentro y decidí cocinar -a propósito de ese amor- con mi alma en las manos. Cocina de culto, pensé. Respiré. Sonreí. Tomé algunos ingredientes que me recuerdan mi estancia con ella y pasé largo rato preparando esta comida para los dos, sonriente, lleno de futuro, haciendo malabares.
La casa se impregnó de aromas alegres. Cuántos recuerdos, pensé, sonreí y decidí convertirlos en realidad. Puse dos copas, descorché la botella. !Cociné y vino!
Berenjenas salteadas con azúcar y hojas de menta.
Tiempo de cocción 6 minutos.
Complejidad muy baja.
Ingredientes
(para dos personas)
6 cucharadas de aceite de oliva
1 berenjena mediana y tierna cortada con piel en bastones de 1x1x3 cm
1 diente de ajo finamente cortado
2 cucharadas de azúcar
sal al gusto
2 cucharadas de caldo de vegetales ya con sal
5 hojas de menta
2 tazas de arroz cocido.

Preparación

En una sartén caliente colocar el aceite, luego la berenjena. Al tomar algo de color agregar el ajo, revolver con cuidado, luego incorporar el azúcar y la sal. al dorar un poco agregar el caldo hasta consumir. Apagar. incorporar las hojas de menta y servir sobre arroz.

Montadito de pimentones asados con aroma de yerbabuena y queso de cabra
tiempo de cocción 15 minutos.
Complejidad baja.
Ingredientes
(para dos personas)
2 pimentones rojos de tamaño mediano
4 cucharadas de aceite de oliva
1 diente de ajo cortado en láminas
1/2 cucharadita de azúcar
Sal al gusto
2 hojas de yerbabuena
casabe tostado
queso cremoso de cabra
pimienta al gusto.
Preparación

Untar los pimentones con aceite de oliva y sal y llevar al horno precalentado a 180º C por  10 min.

Retirar la piel y las semillas. Cortarlo en tiras de 8mm de espesor. colocar en un Bowl.

En una sartén caliente colocar el aceite restante y saltear el pimentón, el ajo, el azúcar y la sal por 1 minuto.

Sobre el casabe tostado colocar una porción de queso cremoso de cabra, un poco de pimentón, pimienta y decorar con hojas de yerbabuena.

FOTOGRAFIA: Raiza Beaufrand (@labeaufrand)
Related Posts
Showing 2 comments
  • Daniel @warmth Delgado

    Pocho, nombrar el Primitivo (genéticamente similar al Zinfandel) es correcto, pero creo que decir el “color” del Zinfandel también es necesario. Si vas a USA, puedes encontrar en diferentes zonas tanto Zinfandel tinto como rosa, inclusive algunos arriesgados hacen blanc de noirs de cepa Zinfandel.

    • Pocho

      Es correcto, pasé por alto el tema del color y el mercado y me quedé encerrado en mi propia experiencia con el zinfandel. Gracias Daniel! Un abrazo!

Leave a Comment